Lucas 1:5

Hubo en los días de Herodes, rey de Judea, un sacerdote llamado Zacarías, de la clase de Abías; su mujer era de las hijas de Aarón, y se llamaba Elisabet.
6 Ambos eran justos delante de Dios, y andaban irreprensibles en todos los mandamientos y ordenanzas del Señor. 7 Pero no tenían hijo, porque Elisabet era estéril, y ambos eran ya de edad avanzada.
… La historia de este matrimonio termina con la bendición de tener un hijo que resultó ser un gran hombre de Dios y precursor de cosas trascendentales.
… Ocuparnos en ser una pareja que vive en común acuerdo, y que pone a Dios en primer lugar , siempre traerá respuesta divina a las peticiones que habitan en nuestro corazón.
… La petición que ellos tenían era un imposible ante la ciencia y el poder humano, pero su fiel testimonio había sembrado la semilla en la tierra celestial donde los milagros germinan y a su tiempo brotan y se manifiestan en el plano natural.
… Bendiciones !!!