Sra Maria Elena

A raíz de un fuerte accidente automovilístico, sufrí una fuerte lesión en mi rodilla, y desde esa fecha no podía doblarla, también me molestaba mucho aún el roce de la ropa, pues en esa área me quedaron muy sensibles los nervios. ¡ Y hoy Gloria a Dios puedo hasta hincarme sin ningún dolor o molestia ¡ ¡ Yo no podía hacer esto ¡