Sra Cecilia

El médico me había detectado osteoporosis, me dolían mucho los huesos, para lavar los trastes, o hacer cualquier actividad con mis manos, cuando hicieron la oración de sanidad, yo sentí un calor en mis brazos, el dolor desapareció desde ese día, y al hacerme nuevos estudios clínicos me comprobaron que fui sanada.