Acerca de Centro de Fe, Esperanza y Amor

El Centro de Fe, Esperanza y Amor es una congregación dinámica y en constante crecimiento, caracterizada principalmente por contar con la poderosa manifestación del Espíritu Santo en cada reunión.

Concientes de los problemas que actualmente vivimos, los Pastores Julio César y Lily Vargas junto con el equipo de trabajo, estamos comprometidos en ayudar a todas aquellas personas que anhelan tener una transformación personal, y un crecimiento Espiritual, para lograr así una mejor calidad de vida.

Uno de nuestros objetivos es ver familias sólidas, y una juventud con identidad, valores e ideales, por lo cuál, si usted desea una atención personalizada por favor comuníquese con nosotros ya sea por teléfono o email a través de ese sitio, y con mucho gusto estaremos atendiéndole en las siguientes horas.

Somos una congregación Cristiana Pentecostés, y trabajamos con mucho ánimo en el fortalecimiento de los lazos familiares a través de los principios Bíblicos, pues creemos que muchos de los conflictos que se viven actualmente en nuestro mundo son el resultado de vivir alejados de Dios.

Creemos según lo marca la palabra de Dios, que todo hombre es pecaminoso y perdido, y puede ser salvo solamente por Gracia mediante la Fe en la Sangre derramada en el calvario, por Cristo Jesús.

Romanos 3:11 Como está escrito: no hay justo, ni aún uno; no hay quien entienda. No hay quien busque a Dios.
Romanos 10:8 Esta es la palabra de Fe que predicamos: que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás Salvo.
Juan 1:12 Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su Nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios. Leer: ( Is. 53 ; 64:16 ; Rom. 3:10, 21 – 24 ; Efesios 2:8, 13 ; Col. 1:20 ; 1 Pedro 2:24 – 25 ; Ap. 1:5 ).

Aunque nuestra enseñanza es Pentecostés llevamos una agradable y fraternal relación con las diversas organizaciones, ya que como equipo de trabajo en Centro de Fe, hemos ministrado en eventos organizados por los tres grandes rubros de la fe Cristiana como lo son: Bautista, Metodista y Pentecostal. Pues a fin de cuentas el mensaje central ha sido la Salvación y posterior restauración familiar por el conocimiento de Jesucristo.

Para nosotros es de vital importancia hacer viva la oración que realizó nuestro Señor en el evangelio de Juan capítulo 17, de la cuál cabe resaltar los versos 20 y 21: Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. La Gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios, y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros. Amén. 2 Corintios 13:14